¿Cómo se implementa el Teletrabajo en las empresas?

¿Cómo se implementa el Teletrabajo en las empresas?

17 de octubre de 2019

El Libro Blanco del Teletrabajo, del Ministerio TIC y el Ministerio del Trabajo, señala que el proceso de implementación y adopción del modelo de teletrabajo incluye cinco etapas.

Uno de los interrogantes que se presenta al hablar de Teletrabajo es acerca de cómo funciona y cuáles son los retos reales a la hora de implementarlo; lo primero que se debe hacer es iniciar un proceso serio y riguroso, en el que se conozca desde lo conceptual hasta lo práctico, y así no caer en la improvisación en el momento de tomar la decisión de implementar esta modalidad laboral.

El Libro Blanco del Teletrabajo, del Ministerio TIC y el Ministerio del Trabajo, señala que el proceso de implementación y adopción del modelo de teletrabajo incluye cinco etapas, cada una con pasos definidos y que aquí se abordarán para dar a conocer de manera sencilla cómo funciona esta modalidad laboral que toma fuerza en el país. 

  1. La primera etapa abarca el compromiso institucional, un factor determinante para cualquier organización, además, es una etapa en donde los directivos deben comprender que la implementación del teletrabajo requiere de una transformación de fondo, desde sus formas de hacer hasta los procesos de evaluar. En este sentido, el compromiso, no es solo para los trabajadores, sino del equipo directivo o sus promotores, encargados de entender, compartir y asumir los beneficios o retos que conlleva la implementación de este modelo laboral. 

  2. La segunda etapa es la planeación. El Libro Blanco del Teletrabajo define que esta etapa es integrada por la planeación general del proyecto y la sensibilización a las personas involucradas en el proceso. Esto quiere decir que la empresa define los objetivos, los recursos, los posibles riesgos y el equipo responsable de liderar toda su implementación. Es importante resaltar, que como cualquier proyecto u organización, la planeación es una tarea intrínseca para definir la ruta de trabajo y trazar las metas propuestas. 

  3. La tercera etapa es la autoevaluación. En este punto se analiza la viabilidad de implementar el teletrabajo en materia jurídica, tecnológica y organizacional; además  de cuál será la mejor metodología para su adopción y los recursos necesarios para llevarlo a cabo. De acuerdo con lo anterior, la organización tendrá que realizar un diagnóstico sobre sus condiciones y los requisitos iniciales para poder avanzar. El propósito de la autoevaluación es analizar la situación actual de la organización frente a las expectativas que tiene respecto del teletrabajo.

  4. La cuarta etapa se concentra en la prueba piloto. Durante esta fase se mide la capacidad de adaptación de la organización y de los trabajadores a este cambio. Los expertos recomiendan realizar un pilotaje para analizar y hacer seguimiento a la adopción de este modalidad laboral y una vez se obtengan los resultados de la prueba establecer los procedimientos, políticas y procesos concernientes para validar la implementación definitiva.

  5. La quinta etapa será la de apropiación y adopción final del teletrabajo. En esta etapa se confirma el potencial de esta modalidad laboral y dar el paso siguiente a la implementación definitiva. Además, se hacen los ajustes definitivos al plan de trabajo definido en la fase 2 y la oficialización del teletrabajo al interior de la organización. 

Conozca más sobre cómo implementar el teletrabajo en las organizaciones consultando el Libro Blanco del Teletrabajo

Teletrabajo, libro blanco de teletrabajo, apropiación de teletrabajo, implementación de teletrabajo, requisitos de teletrabajo,