Trabajar con niños en casa, un reto en época de Coronavirus

Trabajar con niños en casa, un reto en época de Coronavirus

15 de abril de 2020

Organizar bien el tiempo es clave, no solo para ser más productivos si se teletrabaja, sino también para poder mediar esta labor con el acompañamiento a los hijos. El Ministerio TIC brinda algunas recomendaciones para superar este reto.

Martha Cecilia Lenis trabaja en el Instituto Nacional para Sordos (INSOR) y tiene una hija de 8 años. Es profesional universitaria y hace asesoría y asistencia técnica, una labor operativa. Su horario tradicional es de 7 de la mañana a 4 de la tarde y debido a la contingencia sanitaria del COVID-19, ahora trabaja en casa, una doble labor, pues debe cumplir con las obligaciones ante la organización, pero también estar pendiente y cuidar a su hija.

Son ellas dos. No tiene red de apoyo ni nadie que pueda ayudarle con su hija, pues la mayoría de su familia está en Cali. En ocasiones, la vecina le colabora por intervalos cortos mientras va de compras.

¿Cómo logra trabajar desde casa y cuidar a su hija? La respuesta está en organizar bien el tiempo. "Mi hija ya sabe los momentos en los que estoy ocupada y trato de que en esos tiempos ella también tenga actividades para que no existan interrupciones", menciona Martha. "En los días en que la niña no tiene que estudiar, trabajo de forma organizada de 7 a 10 de la mañana mientras ella despierta para hacerle el desayuno", añade.

Y como en el caso de Martha, muchas madres y padres se preguntan: ¿cuál es el método más efectivo para trabajar en casa con los hijos? El Ministerio TIC comparte algunas claves para lograr una buena planificación, entendiendo que de acuerdo a las edades de los niñas y niñas, se presenta diferentes necesidades.

La disciplina es fundamental, al igual que establecer una rutina: se deben aprovechar muy bien las horas. Es fundamental marcar unas pautas y normas en la familia, así como dejar clara la jornada laboral de los padres y la necesidad de concentración durante estas horas con la mínima interrupción.
No olvidar la actividad física: durante la jornada es bueno hacer pequeños descansos y en esos momentos aprovechar para fomentar la actividad física diaria de los niños. Las pausas activas son fundamentales para compartir con ellos.
Adaptar los turnos y gestionar el tiempo de manera inteligente: según las edades de los niños, se requiere mayor o menor atención. Es lógico que, si son bebés, casi que la atención es inmediata y es más complicado encontrar horarios productivos. Se recomienda siempre que se pueda -si el trabajo no requiere de un horario determinado o de disponibilidad inmediata-, posponer la mayor parte de la carga laboral o aquellas tareas que requieren de una especial concentración para aquellos momentos del día en que los niños estén más relajados y demanden menos atención.

La tecnología es el gran aliado: en época de contingencia por el COVID-19 y de cuarentena obligatoria, la tecnología cobra mayor importancia para resolver algunos inconvenientes y mejorar nuestra calidad de vida. Y es que, además de la televisión, hay muchísimas opciones para entretener a los niños mientras se trabaja. Lo importante es que ellos reconozcan la importancia de la labor que deben cumplir sus padres y por la cual no pueden estar el 100 % del día concentrados en ellos.

El diario El Mundo de España en la publicación "Trabajar desde casa con niños: consejos para lograrlo con éxito", se recomienda también tener algunas recompensas por actividades. "No se trata de regalos físicos ni objetos, sino promesas de momentos de calidad vividos en familia, que llegarán si los niños dejan a mamá y a papá el tiempo necesario para que finalicen sus tareas. Una película al finalizar con palomitas de maíz, una sesión de cocina juntos o un juego de mesa, son suficientes para conseguir un poco de concentración".

En conclusión, trabajar en casa con niños no se puede convertir en un dolor de cabeza, por el contrario, se deben buscar estrategias para lograr cumplir las obligaciones y estar disfrutando de los seres queridos sin salir del hogar. La clave está en organizar y gestionar el tiempo, optimizar recursos y, sobre todo, ser muy creativos.

Home office, teletrabajo, padres