Consejos básicos para implementar el Teletrabajo en pequeñas empresas

Consejos básicos para implementar el Teletrabajo en pequeñas empresas

28 de abril de 2020

El teletrabajo trae grandes beneficios para los empleados, pero también para las empresas. Uno de ellos, por mencionar alguno es el económico, pues se ahorra dinero por parte del trabajador al no tener que hacer desplazamientos para ir a la oficina, pero a su vez a los empresarios que no tienen que hacer grandes inversiones en mobiliario, eso sin contar con otros gastos adicionales por incremento en servicios públicos.

Un artículo llamado "¿Sabe qué es teletrabajo? piérdale el miedo, nosotros le damos las claves tecnológicas para hacerlo", publicado por el portal pymas.com.co menciona que "para poder implementar este modelo, necesita generar una estructura de gestión basada en medir el rendimiento y la productividad por avances y objetivos, no por la cantidad de tiempo que una persona está en la oficina. Un reto difícil, pero no imposible si se cuenta con la disposición correcta y la herramienta adecuada".

En este sentido y bajo las bases de la confianza, algunos expertos han elaborado algunas claves para implementar el Teletrabajo en pequeñas empresas. El portal buenosnegocios en un texto llamado "Teletrabajo: claves para implementarlo en tu pyme", da algunas luces que vale la pena resaltar:

  • Siempre realizarlo de manera gradual, con casos muy puntuales y hacer un proceso de aprendizaje mutuo (trabajadores y empresa).
  • Definir primero qué puestos, sin pensar en las personas, pueden teletrabajar. Por ejemplo, de los "x" puestos que posee cada operación, definir cuáles podrían y cuáles no.
  • Luego determinar de dichos puestos cuáles a tiempo parcial y cuáles podrían ser a tiempo completo. Conviene comenzar a tiempo parcial hasta tanto se consolide esta práctica y culturalmente la organización se sienta cómoda con introducirla.
  • Realizar un proceso de aprendizaje, es decir, reuniones y focus group compartiendo las experiencias vividas a la hora de implementarlo.
  • Establecer un sistema de seguimiento, control y asistencia.
  • Establecer un plan de comunicación altamente cuidadoso para no generar desmotivaciones o enrarecimiento de clima laboral
  • Asegurarse que las tareas podrán ser supervisadas y medidas en términos de resultados y a través de los recursos que ofrecen las TIC.
  • Capacitar a las personas que teletrabajarán y a sus superiores. No es cuestión de decir "anda a tu casa y trabaja"
  • Establecer la política, norma y procedimiento a la hora de decidir su implementación y describir el proceso de trabajo para validar su eficiencia, eficacia y productividad.
  • Tomar todos los recursos de seguridad informática que permiten tener acceso a la red de la empresa de manera remota sin riesgos de intrusión externa.

Y es que tener un plan y una estructura sólida antes de implementarla es vital para ser exitosos sin tener que hacer una inyección económica alta en su ejecución, y allí las empresas pueden ahorrar muchos costos, en el caso especial de las organizaciones pequeñas, que tienen dificultades para acceder a recursos, el teletrabajo es una modalidad excelente, para que tengan personas apoyando desde sus casas, sin incurrir en grandes inversiones económicas para su operación.

Otro de los aspectos para resaltar es la familia y el entorno del teletrabajador. Se recomienda que debe existir un proceso de concientización para que se respeten los horarios de trabajo, en un ambiente que sea apto para el desarrollo de las actividades que la persona debe cumplir con la empresa.

Por parte de la compañía, no se trata tampoco de mandar a sus empleados a casa sin conocer el marco jurídico del Teletrabajo. Se debe entender las regulaciones del Teletrabajo en las empresas, con todas las garantías legales y las regulaciones de las ARL para el tema de riesgos laborales

En conclusión, implementar el teletrabajo en las pequeñas empresas es una gran alternativa, pero se requiere una buena planificación y que la implantación sea progresiva, evaluando los resultados obtenidos, para así seguir creciendo en productividad, pero a su vez aportando a que la calidad de vida de los empleados siempre mejore.

Home office, teletrabajo, pequeñas empresas